Anoche al cerrar mis ojos

Esa noche…

Anoche al cerrar mis ojos, se lleno todo el entorno de oscuridad, sentí esa presencia, lo percibí acercándose lo sentí a un lado mío, podía sentir esa respiración intentando ser callada, esa respiración cálida, y entonces sonó esa voz, sensual y audaz susurrándome al oído… esta noche serás mía!!

Mi piel se estremeció al escuchar esa voz, sus dedos rozando mi mejilla, jugando con mis labios, me dejo paralizada mi cuerpo ya no me obedecía le pertenecía a sus manos y ellas fueron bajando lentamente, a mi cuello, pasando suavemente por mis senos, mi cuerpo temblaba y mi pulso se aceleraba al sentirlo cerca. Un beso suave, fui puesto en mis labios y le correspondí inmediatamente mis labios se perdían con los suyos, sentir su miel y sentir su lengua jugando con la mía, estallo algo dentro de mi, era una luz de mil colores, lo deseaba, lo quería dentro de mi, tanto que mi cuerpo se dejo llevar por sus caricias, yo era una flor y me iba abriendo a sus besos, sin saber cual fue el momento, yo ya era de él, sentir sus manos acariciando mis senos y su boca mordiendo mis pezones, lentamente me hacia gemir sin parar, no quería esperar a sentirlo dentro de mi…huuyyy mi cuerpo decía tómame, y mis manos buscaban por su cuerpo, su intimidada, quería sentirlo tan dentro de mi, que no quería que parase, los dos nos llenamos de caricias y nuestro sudor recorría nuestros cuerpos, agitados de hacernos el amor una y otra vez, disfrutamos cada instante cada parte de nuestros cuerpos… Se fue consumiendo la noche, se nos iba entre los dedos, se nos iba con el sudor, al acabar en una idílica sincronía, los dos reposamos entrelazados, mi cabeza en su pecho y el acariciando mis senos, sin decir ninguna palabra, solo disfrutando el momento, pero todo historia tiene un “pero”, esa noche abrí mis ojos y solo fue un sueño….solo me dejo las pantaletas mojadas, mi cuerpo sudado y agitado bajo la luz roja.

Niña tierna