Historia del cerdo y el alcohol

Presentacion

Buenas noches! antes de presentar mi primer trabajo para este grupo, me presento. no soy una novata, pero este es mi primer trabajo después de casi dos años de mutismo; la razón, tal vez mi falta de inspiración y el abandono creativo, pues bien, he vuelto oficialmente, después de un golpe de inspiración del cual les presentaré el resultado próximamente.

quiero agradecer a la persona que me impulsó a hacerlo, mi viejo maestro en el arte de las letras el absurdo reptil quien me otorgó el titulo de cuentista. hoy vuelvo al habito de trasformar la enfermedad de la mayoría de los escritores, la autodestrucción en palabras.

esta es la primera vez que uno de mis cuentos sale a la luz oficialmente, agradezco las criticas y los dejo con algo que surgió exprés, espero les agrade.

Historia del cerdo y el alcohol

“los seres humanos suelen ser crueles gradualmente” Edgar Allan Poe

Paz, jamás creí encontrarla en un lugar y en un momento como este y ahora, estoy aquí esperando mi sentencia, espero que dios sea benévolo conmigo, se que no es una justificación, pero en verdad te digo que todo lo hice por amor, aunque los psiquiatras digan lo contrario, pero permíteme contarte mi historia amigo mío, por que si estás aquí al igual que yo, sabes que no hay esperanza para nuestras almas.

Como sabes mi nombre es Anna, nací hace 20 años, el lugar y la fecha no importan ahora, se que los olvidarás, como olvidarás mi historia en un par de horas, por eso seré completamente sincera contigo y trataré de no olvidar algún detalle, después de todo eres el ultimo ser con el que hablaré en mi vida.

Sabes? mi vida no tiene mucho de especial, no nací en una cuna acomodada ni gocé de privilegios especiales , todo cuanto tuve y perdí fue por mi misma.tampoco tuve una educación especial, fui una buena estudiante, solitaria como muchas. mis padres no esperaban mucho de mi persona, después de todo que podían esperar de una “niña”, cuando ellos habían deseado un varón.

Los años de mi adolescencia transcurrieron sin mas novedades,la escuela y una pujante necesidad de atención, refugiándome en la lectura y los pasatiempos de cualquier niña de mi edad.sin embargo el alma fue mutando y la tristeza se convirtió en amargura, en estos años el ser que habitaba en mis adentros fue reclamando libertad y poco a poco apoderándose de mis ideas y así transcurrieron los años en un silencio lleno de rabia y rencor. A la par de esto la enfermedad de mi padre fue creciendo, la llamo enfermedad por que con el tiempo me di cuenta de que el alcohol, es la peor enfermedad de las que aquejan al ser humano.

Sus malos tratos fueron creciendo poco a poco, hasta convertirse en golpes cada vez mas fuertes, no solo físicos, si no también emocionales. mi madre por su parte decía que tarde o temprano cambiaría, que aquello era temporal, su alcoholismo temporal tenia mas de 10 años estacionado sobre nosotros y amenazaba con quedarse.

Cuantas veces nos abrió un labio o nos dejó tiradas en el suelo a causa de sus golpes? ya no lo recuerdo, solo se que los estragos se quedaron para siempre. como odiaba su fétido aroma a borracho.

a los 15 años había abandonado la escuela por que “la escuela no se hiso para las mujeres” y me convertí en la criada gratuita de mi padre, mientras las otras chicas estudiaban la preparatoria yo limpiaba el vomito que el esparcía por la casa tras regresar de cualquiera de sus borracheras, mi madre enferma y tras los constantes maltratos calló en cama, ahora además de todo debía ser su enfermera.

El dolor constante se acumulaba de tal manera que buscó una forma de escapar y encontró salida una noche que, mientras leía escuche llegar a mi padre acompañado de uno de sus amigos borrachos, uno que me repugnaba en particular, un tipo obeso y calvo que solía acompañar a mi padre a todas sus juergas. tras unas horas deje de escuchar sus cantos y gritos y supuse habían sido vencidos por el sueño y me dispuse a dormir. sin embargo una extraña sensación perturbo mi sueño, cuando desperté vi al tipo obeso frente a ,mi cama con su fétido aliento y su sudorosa frente, advertí sus intenciones, como lo había hecho años atrás, la primera vez que lo vi. se dirigió hacia mi sin esperar otra reacción, tome un cuchillo de cocina que guardaba bajo mis sabanas hacía ya un tiempo y me lance sobre el, haciendo una profunda herida en su brazo, este lanzo un grito tan fuerte que mi padre despertó y apareció dando tumbos.

No fue difícil que la policía y el hospital creyeran la historia de que había sido herido en una pelea de cantina inventada por mi padre.por mi parte me dispuse a esperar, esperar el castigo por mi atrevimiento, deseaba mas que nada en el mundo escapar pero, no tenia el valor, como sobreviviría de otra forma? mi hogar era todo el mundo que conocía. como lo esperaba, al regresar mi padre me propinó la peor golpiza que jamás me había dado al punto de romper mi brazo. aunque por primera vez se que no me culpaba por lo que había hecho. después de una dolorosa recuperación y un año las cosas volvieron a su absurda normalidad. sin embargo un día el cerdo calvo volvió a aparecer por la casa, acompañando a mi padre de nuevo a sus borracheras aun mas constantes. no sabia que hacer, me repugnaba de tal manera que llegue a odiarlo más aun que a mi padre, una noche de tantas de borrachera volvió a intentar consumar su grotesco acto, me siguió a la cocina cuando mi padre dormía plácidamente bajo los influjos del alcohol , esta vez no lo herí, esta vez clave otro cuchillo de cocina en su pecho. lo maté, el cerdo estaba muerto. tomé el poco dinero que mi padre llevaba en la cartera y sin más equipaje que la culpa, salí de la que había sido mi prisión durante tantos años, mi casa.

Tomé un autobús al lugar más lejano que el escaso dinero me permitió ir. sin embargo al llegar, la policía esperaba por mi. mi padre me había delatado. ahora casi un año después estoy aquí esperando mi sentencia, como te dije mi alma está condenada, no solo por mis actos, si no por mis omisiones y no espero justicia alguna. esta noche moriré no por la mano de los hombres, si no por la mía propia y nadie podrá cambiarlo, dime amigo mío sigues creyendo en mi inocencia? por que después de todo, yo ya no creo en ella.

fin.

Raven

Anuncios

Acerca de Redacción

Esto es lo que soy, las veces que me rompas, seran las mismas veces que volvere a serlo.

5 pensamientos en “Historia del cerdo y el alcohol

  1. A mi me gusto mucho este cuento, la verdad es que si esta entretenido espero que te vaya muy bien y bienvenidad, y gracias por la mencion que haces de mi, te lo agradezco eres muy amable, saludos 😀

  2. wow! me fui imaginando todo, que fuerte! me gusto me identifique en algunas cosas mencionando la principal odio a los borrachos me da tanto coraje y repulcion son unos mediocres jajaja bueno en fin

    bienvenida!!!!! 😀

  3. Ropavejero dice:

    Un gran relato sin duda un poco cruel pero muy cotidiano saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s